Principales factores de riesgo en relación al cáncer

En los últimos años se han producido avances muy significativos en el campo de la investigación contra el cáncer, que han permitido el desarrollo de distintos tratamientos cada vez más efectivos para combatir la enfermedad.
No obstante, y mientras no llega la cura definitiva del cáncer, uno de los mejores métodos para hacer frente a la
enfermedad es la prevención.

Factores de riesgo ambientales

Exposición a la radiación solar: exponerse durante largos periodos de tiempo al sol y sus rayos UV, sin la adecuada protección, tiene una incidencia directa en el desarrollo del cáncer de piel. Por eso es fundamental  protegerse con crema solar, todos los días.
Exposición a agentes tóxicos: el contacto prolongado con ambientes contaminados, ya sea polución o pesticidas,
aumenta considerablemente el riesgo de padecer distintos tipos de cáncer, en función de la sustancia que predomine
en el ambiente. Del mismo modo, también se debe incluir dentro de este apartado el factor de riesgo asociado a
aquellas personas que se encuentran expuestas involuntariamente a las toxinas que contiene el humo del tabaco,
sobre el que profundizaremos a continuación, y que se engloban dentro del colectivo de ‘fumadores pasivos’.

Factores de riesgo relacionados con nuestros hábito

Consumo de tabaco: se trata, sin duda, del principal responsable de la aparición de cáncer de pulmón, debido a la
enorme cantidad de sustancias químicas incorporadas en su elaboración y a su incidencia directa, y sin protección,
sobre los bronquios y pulmones. Se ha establecido científicamente una relación directa entre este hábito nocivo y una mayor propensión al desarrollo de otros tipos de cáncer, como los relacionados con los órganos que participan en la práctica totalidad de los sistemas respiratorio y digestivo o la leucemia. Por tanto, te recomendamos que dejes de fumar si no lo has hecho ya.
Consumo de alcohol: existe una relación directa entre el consumo de alcohol, especialmente cuando se realiza de
forma frecuente o excesiva, y una mayor propensión al desarrollo de ciertos tipos de cáncer relacionados con el
aparato digestivo. En menor medida, también se ha detectado su incidencia en el desarrollo de tumores relacionados
con el cáncer de mama o de laringe. Recomendamos el consumo moderado de alcohol.

Principales factores de riesgo en relación al cáncer

Alimentación: unos buenos hábitos alimenticios son una de las principales armas para prevenir la aparición de
tumores. Por el contrario, una dieta con un alto contenido de grasas saturadas o alimentos procesados incrementa el
riesgo de desarrollar un cáncer en el aparato digestivo y/o excretor. Además, realizar deporte de forma regular puede
ayudarte a prevenir.
Sobrepeso: en relación con el punto anterior, un peso por encima del recomendado implica una mayor propensión al desarrollo de diversos tipos de cáncer, como son el de esófago, páncreas, colon o riñón, y en el caso de las mujeres, con el desarrollo de tumores mamarios o en el endometrio.

 

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar